Decoración Navideña japonesa: El Kagamimochi.

Otra de las decoraciones típicas de la fiesta de Año Nuevo en Japón, junto con el Shimekazari y el Kadomatsu, es el Kagamimochi (鏡餅). Aunque a la vez que es una decoración también se come.

Se trata de dos piezas de mochi (pasta de arroz) de diferentes tamaños colocadas una encima de la otra y arriba del todo una naranja amarga japonesa llamada daidai. Su forma recuerda a un muñeco de nieve, se trata de una ofrenda al dios del año nuevo.

Como todo en Japón los detalles son muy importantes y en este caso no iba a ser diferente. El Kagamimochi debe colocarse en un lugar concreto, en un kamidana (altar sintoista casero). Debe estar colocado sobre un soporte llamado sanpô (三宝) y sobre una tela llamada shihôbeni (四方紅). También puede colocarse en el tokonoma (床の間). Se trata de una hornacina situada en la habitación principal de la casa que normalmente contiene una muestra de caligrafía y algún arreglo floral. Aunque originalmente se podía poner en diversos lugares del hogar.

Una tradición surgida en el periodo Muromachi.

El kagami mochi surgió en el periodo Muromachi entre los siglos XIV y XVI. Su nombre «kagami» (espejo) proviene de su parecido con un antiguo tipo de espejo de cobre redondo con gran importancia religiosa. Los dos mochis simbolizan la ida y venida de los años, el corazón humano. Además de simbolizar el yin y el yang o la luna y el sol. Por otra parte el daidai, cuyo nombre significa generaciones, simboliza la continuación de una familia de generación en generación.

Los Kagamimochi pueden adquirirse en supermercados. A día de hoy a menudo se sustituye la naranja amarga (mikan) por una imitación de plástico.

Existen variaciones en la forma que tiene el kagamimochi. Algunas regiones los hacen de tres pisos.

Al igual que los otros adornos navideños tiene una fecha de caducidad. El segundo sábado o domingo de Enero se come en un ritual llamado Kagami biraki (鏡開き,apertura del espejo). Se trata de un ritual en el que se utilizan artes marciales japonesas además se abren barriles de sake. Algo de vital importancia es que el kagamimochi se rompe con unos martillos o bien con las manos nunca se corta. Cortarlo tiene connotaciones negativas. Sería como cortar los lazos que te unen a aquellas personas que te importan y a aquellos con los que compartes el ritual.



avatar
500

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Recibir notificaciones cuando:
A %d blogueros les gusta esto: