El gobierno japonés penalizará la reventa de mascarillas con prisión.

El gobierno japonés penalizará la reventa de mascarillas con multas y prisión.

La crisis de coronavirus está haciendo que cunda la picaresca, sin embargo el gobierno japonés penalizará la reventa de mascarillas con penas de prisión. La compra de mascarillas ha hecho cundir el pánico según empeoraba la situación. Por ello, algunas personas decidieron comprarlas a granel para posteriormente ofrecerlas online a precios desorbitados puesto que es casi imposible encontrarlas a día de hoy en una tienda.

Ahora, el gobierno ha decidido que ya es suficiente. Por ello, el 10 de marzo, miembros del gabinete del primer ministro Shinzo Abe votaron para promulgar oficialmente una prohibición de la reventa de mascarillas.

Aunque no es una prohibición general, esta nueva ley busca estabilizar las condiciones de venta. Por ello, penalizará la reventa de mascarillas a precios superiores de su precio de adquisición. Es decir, las personas no podrán venderlas por lo que originalmente pagaron por ellas. La esperanza es que al eliminar las ganancias, las personas sólo comprarán la cantidad que necesiten para ellos mismos. Según la prohibición, los infractores pueden ser encarcelados hasta por un año y multados con hasta un millón de yenes (unos 8535 €).

La prohibición sólo afecta a los revendedores individuales, ya que los fabricantes de mascarillas y los mayoristas y minoristas con licencia están exentos de esta norma. El propio gobierno, ha estado adquiriendo y distribuyendo mascarillas a las ciudades de Hokkaido con riesgos especialmente altos de infección por coronavirus.

Esta ley entrará en vigor en Japón el próximo 15 de marzo.



avatar
500

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Recibir notificaciones cuando:
A %d blogueros les gusta esto: