Hatsumôde, la primera visita del año al santuario.

El hatsumôde  (初詣) es un término sintoísta que hace referencia a la primera visita a un santuario tras el Año Nuevo. Otras personas, en lugar de visitar un santuario deciden visitar un templo budista.

Origen del Hatsumôde.

Hatsumôde

El origen de esta celebración viene de la costumbre del toshigomori (年籠). Se trata de una tradición de fin de año en la que los ujiko o hijos del clan se recluían en el santuario, despiertos toda la noche, para dar la bienvenida al ujigami o dios del clan.



En qué consiste la celebración.

Esta costumbre se inicia en la medianoche de Año Nuevo, cuando los japoneses acuden al santuario para escuchar el sonido de las campanas del templo (joya no kane), que marca el inicio.

Uno de los puntos importantes del hatsumôde es pedir los nuevos deseos para el nuevo año que acaba de empezar. Es habitual hacer una breve plegaria e incluso escribirla en un ema, una tablilla de madera que suele ir decorada con dibujos. Los japoneses tienen la creencia de que la primera plegaria tendrá una gran influencia en ese nuevo año.

Hatsumôde

Otra costumbre es beber el sake especial de Año Nuevo llamado “toso”, o solicitan kakizome, las primeras caligrafías del año. Los japoneses también revisan su suerte para el próximo año a través de los omikuji. Se trata de unas tiras de papel que contienen escritos de forma aleatoria de la fortuna. Cuando la predicción del omikuji es mala, es costumbre doblar el papel y atarlo en un árbol de pino ubicado en el templo.

Hatsumôde

Otra parte importante de la visita es comprar los nuevos amuletos omamori y devolver los amuletos del año anterior para que sean quemados en grandes hogueras en el santuario. Esto no es necesario hacerlo ya que mientras el omamori no se abra su poder dura toda la vida. Sin embargo, es una práctica habitual sustituirlo anualmente.

Hatsumôde

Actualmente, también puedes pagar para poder disfrutar de una ceremonia especial. En función de tus posibilidades económicas podrás pagar más o menos cantidad por esta ceremonia. Esto afectará en la protección que recibirás de los dioses sintoístas. En templos pequeños podrás disfrutar de la ceremonia de forma privada. Sin embargo, en santuarios grandes fácilmente se reúnen más de 100 personas en una misma ceremonia. Para solicitarla deberás rellenar un formulario con tus datos, pagar y esperar tu turno en la cola. Generalmente, el pago incluye algún amuleto sintoísta. En función del precio que pagues por ella puedes recibir un omamori para la casa, una flecha kabura-ya, etc.



avatar
500

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Recibir notificaciones cuando:
A %d blogueros les gusta esto: