Love Hotels, los hoteles del “amor” japoneses.

Los Love Hotels (ラブホテル, rabu hoteru) es un hotel típico de Japón que ofrece a las parejas privacidad y discreción para que puedan mantener relaciones sexuales. Algunas parejas no encuentran mucha intimidad en casa ya que a menudo varias generaciones conviven bajo un mismo techo.

Con independencia del uso que le dé el huésped a la habitación, un Love Hotel es un hotel que se reserva por franjas de tiempo. A diferencia de los hoteles que conocemos que la reserva es por noche, en este tipo de hoteles se pueden reservar horas. Sus usuarios suelen ser parejas jóvenes que aún viven con sus familias y por lo tanto no disponen de casa propia. Aunque no todos los huéspedes son jóvenes. También suelen visitarlo parejas casadas que quieren darle a su intimidad otro enfoque. Incluso son utilizados por hombres que quedan con jóvenes colegialas que esperan sacarse unos miles de yenes para sus caprichos. Este último caso se denomina enjo kôsai o cita compensada. Y como no son usados para tener aventuras extra-matrimoniales.

Sea el perfil que sea lo importante es que el anonimato está garantizado.

Orígenes de los  Love Hotels.

Los hoteles del amor, también llamados fashion hotel (ファッションホテル)  o también llamados hoteles del sexo (Hホテル) tienen un origen muy antiguo. Provienen de los salones de té en los barrios de placer en el Periodo Edo. Estos eran utilizados para los encuentros entre las prostitutas y sus clientes pero también por los amantes.

Tras la Segunda Guerra Mundial comenzaron a aparecer hostales familiares con un número pequeño de habitaciones. Estos adoptaron el nombre de tsurekomi yado (連れ込み宿) estos aparecieron por primera vez alrededor de Ueno (Tokyo). En 1958 cuando se abolió la prostitución el negocio pasó a hacerse secreto.

El término usado a día de hoy, Love Hotel, no comenzó a usarse hasta 1970. Su nombre se originó a partir de un establecimiento en Osaka llamado Hotel Love. Este tenía un anuncio giratorio en el tejado con su nombre. El texto se podía malinterpretar como “love hotel” y finalmente acabó designando este tipo de establecimientos.

Por lo general estos hoteles están disponibles por todo Japón, sin embargo hay zona de mayor concentración. En Tokio, existe una zona cerca de la estación de la línea Yamanote de Shibuya que recibe el nombre de “la colina de los love hotels”. Esta zona está repleta de este tipo de establecimientos. En Osaka también hay bastantes hoteles de este tipo sobre todo alrededor de Umeda, Namba, Ikutamateramachi y Sakuranomiya.  A día de hoy también se encuentran en las afueras de las grandes ciudades o cerca de autopistas. Normalmente los japoneses no quieren que estos establecimientos estén cerca de sus vecindarios.



Cómo es un Love Hotel.

Sus habitaciones cuentan con todas las comodidades. Además están muy bien aisladas para no escuchar ruidos provenientes de habitaciones contiguas. La limpieza de las habitaciones es absolutamente perfecta. Además están equipados con yukatas (un kimono de algodón usado como bata o albornoz), zapatillas de baño, toallas, secador de pelo, cepillos, cuchillas de afeitar, cepillo de dientes….etc. Además de las habitaciones estándar, algunos hoteles cuentan con suites con sistemas de cine y hasta piscina en la habitación. También en algunos hoteles, encontrarás una extensa colección de DVDs, generalmente de temática pornográfica, aunque en la actualidad también se pueden encontrar las últimas novedades cinematográficas.

Love Hotels

En los vestíbulos pueden encontrarse máquinas dispensadoras de preservativos y hasta juguetes.

En las habitaciones también es habitual encontrar sistemas de karaoke, consolas de videojuegos y enormes televisiones. También podemos encontrar habitaciones más extravagantes con templos romanos alrededor de la cama, una ducha que parece un arroyo de una montaña o una cama dentro del maletero de un coche.

Si quieres visitar un hotel por dentro, Google Street View permite visitar el interior del Designer’s Hotel & Spa Pasha Resort. Este se encuentra en Kabukicho, al lado de Shinjuku en Tokio.

Love Hotels

En cuanto al precio tienen diferentes tarifas. La tarifa de “estancia” o “shukuhaku” es la de pasar la noche entera. Esta es la más cara de todas puesto que este tipo de hoteles está pensado para pasar solo unas horas. Además si eliges esta tarifa no podrás ocupar la habitación hasta las 22 horas. Esta tarifa suele costar alrededor de los 10.000 yenes (unos 76 €).

Otra tarifa es la llamada “descanso” o “kyûkei” es para una estancia breve, generalmente de unas tres horas máximo. Esta puede conseguirse en cualquier momento del día. Esta está sobre los 5000 yenes aproximadamente (unos 38€).

Finalmente la tarifa “tiempo libre” normalmente escrita como “service time” o サービス・タイム. Esta suele ofrecerse durante el día, con fuertes descuentos respecto a las otras tarifas.

Love Hotels

Generalmente este no suele ser el precio final de la habitación. El precio total suele verse aumentado con unas tarifas especiales, un 10% en concepto de servicio y un 10% si acude en viernes, sábado o fiesta nacional. Además hay que sumarle el impuesto sobre el consumo. Si quieres algún servicio especial, como alquiler de disfraces esto hará que la tarifa se encarezca un poco más.



Reservar una habitación.

Esta es una tarea sencilla. El cliente se dirige al hotel y verá unas pantallas con imágenes de cada habitación. Además en la imagen también encontrará su precio. Si la habitación está disponible la imagen estará iluminada y oscura si no está disponible.

Love Hotels

Una vez elegida la habitación usará los botones disponibles en la pantalla para seleccionar lo que quiera contratar. Una vez hecho esto se cerca al mostrador o ventana donde hay una abertura para realizar el pago. En otras ocasiones el pago se hace desde la propia habitación a través de unos conductos de aire comprimido o incluso desde la propia máquina de selección.

Love Hotels

Este tipo de hoteles buscan asegurar el anonimato de los clientes, por ello no hay registro de huéspedes incluso a veces ni siquiera llaves ni ninguna persona con la que interactuar. En aquellos hoteles que no existen llaves, el cliente se sube al ascensor que le lleva directo a la planta de su habitación, sin paradas intermedias. Al salir una luz en la puerta de su habitación parpadea y la puerta se encuentra abierta.

Love Hotels en la actualidad.

A pesar que en un inicio estos establecimientos eran humildes a día de hoy no es así. Actualmente regentar un love hotel es un negocio a gran escala. Su construcción, con todas las comodidades posibles, no baja de una inversión mínima de 500 millones de yenes. Y no es de extrañar ya que en 2004 se estimaba que alrededor de 500 millones de parejas lo visitaban cada año. Estas gastaban una media de 8000 yenes por visita.

Sin embargo este negocio no lo tiene tan fácil. En 1985 la reforma de la Ley de Regulación de Negocios que Afectan a la Moral Pública obligó a que todos los hoteles que vendieran preservativos entraran en la categoría de negocios relacionados con el sexo. Por esta ley sólo podían tener sus negocios en ciertas zonas designadas. Además los bancos empezaron a mostrarse reacios a conceder créditos a este tipo de negocios. Los bancos que concedían crédito a estos hoteles lo hacían con elevados intereses. Esto ha motivado que luchen unos contra otros para atraer clientela.

A pesar de que este tipo de establecimiento existe en Japón hace años, los japoneses no lo ven con buenos ojos. La sociedad asocia el concepto de Love Hotel con prácticas no muy bien vistas. Por ellos los empresarios prefieren llamar a sus hoteles de otras formas para evitar la asociación de ideas. A día de hoy no es común oír hablar de un love hotel, más bien se referirán a él como un “hotel temático”, un “fashion hotel”, un “couple hotel” o un “boutique hotel”.



avatar
500

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Recibir notificaciones cuando:
A %d blogueros les gusta esto: