Omamori, los famosos amuletos japoneses.

El omamori (御守 / お守り) es un popular amuleto japonés. Se trata de una especie de colgante fabricado en tela que se vende, sobre todo, en templos y santuarios japoneses. Su principal objetivo es proteger, cuidar, evitar accidentes, mejorar la salud o dar fortuna a quien lo lleva entre otras cosas.

Su nombre proviene del verbo mamoru que significa proteger, cuidar, defender…etc. Los japoneses portan el omamori en diferentes sitios, desde un bolsillo, el bolso, en el coche, colgado de una mochila, colgado del móvil…etc.

Historia

Su origen se remonta al siglo XVII, momento en el cual estaban hechos de papel o madera. Los amuletos modernos están fabricados con tela y tienen forma de bolsa rectangular. Las bolsas reciben el nombre de omamori-bukuro (お守り袋), estas están fabricadas en seda de colores vivos. En su parte trasera suelen llevar bordado el nombre del santuario donde se han comprado. En el interior del omamori-bukuro se guarda una inscripción rectangular fabricada en papel, cartón o incluso en una fina madera. Este papel lleva el nombre del dios protector y una oración escrita o bendecida por un monje.

Sin embargo, el omamori no se debe abrir para así evitar perder sus beneficios protectores.



Tipos de omamori.

Existen una amplia variedad de amuletos, en función de lo que se desee conseguir. Entre ellos podemos encontrar los omamori genéricos que sirven para protegerte de cualquier situación negativa o los omamori específicos que cuentan con un dios concreto y que ayudan a proteger en situaciones concretas. Los omamori más comunes son:

  • Kôtsû-anzen (交通安全): se trata de un amuleto destinado a los conductores y viajeros. Protege de todo tipo de accidentes.
  • Yakuyoke (厄除け): un omamori general. Su objetivo es alejar todo mal de la vida de su portador.
  • Kaiun (開運): también es un amuleto general. Busca dar a su portador un extra de buena suerte y fortuna.
  • Gakugyô-Jôju (学業成就): amuleto destinado a los estudiantes. Este busca darles suerte en los estudios, exámenes…etc.
  • Shôbai Hanjô (商売繁盛): omamori para conseguir el éxito en un negocio. Cuida de la situación laboral y económica.
  • En-Musubi (縁結び): un omamori destinado a encontrar pareja y conseguir el matrimonio perfecto. Está destinado a personas solteras que quieren encontrar el amor o parejas casadas que quieran afianzar su amor. En el primer caso se venden individuales, mientras que en el segundo se vende en un pack de dos.
  • Anzan (安産): omamori que vela para que una mujer embarazada tenga un embarazo y parto sin complicaciones. Las mujeres que compren este omamori deben colocarlo cerca del vientre para que esté en contacto con el feto.
  • Kanai-Anzen(家内安全): un omamori que trae paz y prosperidad al hogar. Protege a todos los integrantes de la familia.
  • Kenkô (健康): un amuleto que protege de las enfermedades y te asegura una vida llena de salud.
  • Byouki heyu (病気平癒鵜): este amuleto está destinado a recuperar rápidamente la salud después de una enfermedad, accidente, periodo de convalecencia…etc.
  • Kin’un (金運): amuleto destinado a ayudarte a ganar dinero.
  • Shiawase (幸せ): omamori que busca que su portador consiga la felicidad.

Actualmente, también existen unos omamori más modernos con personajes de anime o personajes famosos como Mickey Mouse o Hello Kitty entre otros.



Los omamori y el hatsumôde.

Es costumbre que los japoneses visiten un santuario sintoísta o un templo budista durante los primeros días del año, a esta práctica se le llama hatsumôde (初詣). Muchas personas aprovechan esta visita para comprar un amuleto que le de suerte durante los próximo doce meses. A pesar que no es necesario reemplazar los amuletos una vez al año, ya que mientras no se abra su poder dura toda la vida, sí que es una práctica muy extendida ya que de esta forma podrás comenzar el año desde cero.

La práctica más extendida es devolver el amuleto viejo durante el primer rezo del año y hacerse con uno nuevo. Los omamori son artículos sagrados, por ello deben tratarse con sumo respeto. Si quieres deshacerte de él debe quemarse en un santuario o templo como símbolo de respeto. Bajo ningún concepto debe tirarse a la basura. Una vez hecho esto puedes adquirir el nuevo omamori.

Como dato curioso, en los templos y santuarios no se habla de comprar talismanes, sino de hacer una ofrenda monetaria por la cual se recibe el omamori. De hecho, incluso hay un término para referirse al importe de estos objetos: Hatsuhoryô.



avatar
500

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Recibir notificaciones cuando:
A %d blogueros les gusta esto: