Teru-teru-bôzu, el amuleto contra la lluvia en Japón.

El Teru-teru-bôzu se pone el día antes de un evento, festival o acontecimiento importante.

El Teru-teru-bôzu (てるてる坊主), es un amuleto japonés o engimono usado contra la lluvia. Su nombre, literalmente significa «brilla, brilla, monje» y tiene mucha popularidad sobre todo entre los niños.

Este amuleto es un muñeco que no necesariamente tienes que comprar en una tienda. El algo que puedes hacer tú mismo en casa, es común hacerlo de papel tisú o tela blanca pero si te gusta otra cosa como el ganchillo, también puedes usarlo. Lo que no varía es el color, este suele ser blanco.

El teru-teru-bôzu se suele usar el día ante de una excursión, viaje o evento para pedir que no llueva. Estos se cuelgan en las ventanas o entradas de las casas para que atraiga el buen tiempo y poder disfrutar del evento que tendrá lugar al día siguiente. En principio, se cuelga sin adornar y, si has disfrutado de buen tiempo, posteriormente se le pinta los ojos, cómo se hace con el muñeco daruma. También es usual echarle sake por encima y finalmente tirarlo al río para que llegue al mar. Sin embargo, cómo el amuleto es algo de niños, es común que los cuelguen con la cara pintada y con otros detalles pintados.

Si cuelgas el amuleto del revés, lo que estás pidiendo es justo lo contrario, atraerás la lluvia. A este tipo de amuleto se le llama sakasa teru teru bôzu (逆さてるてる坊主).

En cuanto a su origen, al algo que no está muy claro. El amuleto se hizo popular en el periodo Edo, cuando los niños empezaron a construirlos. Según algunos historiadores cuentan, «bozu» es el nombre que se refiere a aquellos que tenían la cabeza rapada como el muñeco. Por otra parte, «teru teru» es una broma en relación con el brillo del sol en la cabeza rapada de esos monjes.

Sin embargo, también existe otra historia mucho más oscura. Esta está asociada a un monje que prometió a los agricultores detener la lluvia y traer el buen tiempo en un momento en que la lluvia estaba arruinando las cosechas de arroz. Cuando el monje no consiguió traer el buen tiempo, este fue ejecutado.

Ocurriera cómo ocurriera, el amuleto es muy querido entre los niños. Incluso, en 1921 se publicó una canción infantil, que hasta el día de hoy, sigue siendo muy popular entre los niños.



avatar
500

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Subscribe  
Recibir notificaciones cuando:
A %d blogueros les gusta esto: